Paquete económico 2018 será bien calificado

Categorías: Carrusel, Finanzas, MX Economía | 0

ceesp dineroEl sector privado afirmó que el paquete económico 2018 es positivo para la salud de las finanzas públicas porque se reduce la deuda y se mantiene por segundo año consecutivo un superávit primario, es decir, en el que los ingresos son mayores a los gastos sin contar el pago de los intereses.

 

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) señaló que la propuesta del Ejecutivo Federal entregada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) muestra un esfuerzo por mantener la salud de las finanzas públicas.

 

En materia de ingresos del sector público se plantea que se captarán durante 2018 165.1 mil millones de pesos (mmp) más en comparación a la Ley de Ingresos (LIF) del año pasado, lo que significaría un incremento anual de 3.9 por ciento en términos reales.

 

Sin embargo, si se compara con la cifra estimada de ingresos para el presente año, que excluye los recursos provenientes del Remanente de Operación del Banco de México (ROBM) los recursos esperados para 2018 solo serían mayores en 40.7 mil mdp, lo que representa un incremento real de sólo 0.9 por ciento.

 

El comportamiento de los ingresos se apoya principalmente en un mayor ritmo de crecimiento de la economía, lo que contribuirá para que la captación tributaria aumente 3.2 por ciento real respecto a lo aprobado en la LIF del año pasado, como resultado del efecto de la reforma hacendaria.

 

Asimismo, se anticipa un aumento de los ingresos de organismos y empresas distintas de Pemex que vendrá, por una parte, del aumento de las tarifas de electricidad y mayores cotizantes en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) como consecuencia de una mayor formalidad laboral.

 

En el ámbito petrolero se estima que los ingresos aumenten 1.3 por ciento respecto a la LIF del 2017, por un precio del petróleo ligeramente mayor, así como de un modesto repunte den la plataforma de producción de crudo.

 

También se anticipa un tipo de cambio promedio inferior en 2.7 por ciento. Si se compara con los ingresos estimados para este año, se aprecia una disminución anual de 4.6 por ciento.

 

En el gasto público se tiene previsto ejercer recursos por un monto total de 5,201.7 mil mdp, cifra que supera en 113 mil mdp la aprobada para el 2017 y representa un incremento real de 2.2 por ciento. Sin embargo, si esta cifra se compara con la estimación para el cierre de este año, que excluye los remanentes del Banco de México (Banxico) se anticipa una baja de 11.2 mil mdp en el gasto, es decir, una disminución anual de 0.2 por ciento real, prácticamente nada, lo que implica que, en términos reales, se gastará lo mismo que este año.

 

La comparación con las cifras del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2017, plantea un incremento de 11.3 mil mdp en el gasto programable, equivalente a un incremento real de 0.3 por ciento, y uno de 102 mil mdp en el no programable, lo que implica un crecimiento de 7.3 por ciento, principalmente por el aumento del costo financiero del sector público, que es el origen del 62.2 por ciento de este mayor gasto.

 

El paquete económico propuesto para el 2018 refleja el compromiso de las autoridades hacendarias de fortalecer las fianzas del país, de tal manera que para el 2018 mantiene por segundo año consecutivo el objetivo de un superávit primario, que en esta ocasión prevé que sea equivalente a 0.9 por ciento del PIB, lo que en términos monetarios significa un superávit de 197.3 mil mdp.

 

“Sin embargo, es importante señalar que esta cifra es 19.6 mil mdp menor a la que se tenía prevista en los Precriterios 2018, lo que puede estar respondiendo a una estimación también más alta para el gasto público, especialmente para el programable, para el cual se preveía una disminución real de 1.4 por ciento en Precriterios, mientras que en el paquete económico que recién entregó la SHCP se aprecia un aumento de 0.3 por ciento”, especificó el CEESP.

 

En cuanto a la deuda apuntó que al comparar la cifra proyectada para el 2018 respecto a la estimada para el cierre del presente año “podría presentar un porcentaje de crecimiento del 2.2 por ciento, porcentaje ligeramente por debajo del crecimiento del PIB de 2.5 por ciento que utilizó la autoridad hacendaria para calcular el presupuesto 2018”.

 

El CEESP especificó que lo ideal es que la deuda crezca menos que el PIB, como se observa, pero se deben hacer mayores esfuerzos para reducir el monto total de compromisos que tiene el sector público.

 

“Sin duda este paquete económico será bien visto por los especialistas, dado el positivo marco macroeconómico en el que se apoyan las estimaciones”, concluyó el CEESP.

Dejar un comentario