Productividad, llave mágica para mejorar salario

Categorías: Reportaje | 0

product2La productividad es la “llave mágica” para que la economía mexicana tenga mejores niveles de desarrollo y los empleados puedan acceder a mejores niveles salariales.

 

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) indicó que México en el 2013 registró el nivel más bajo de productividad laboral en este grupo, un 60 por ciento por debajo del promedio de la organización y 70 por ciento inferior al de Estados Unidos.

 

Destacó que esta situación no cambio en los últimos años, la brecha se acentuó a lo largo de las dos últimas décadas, durante las cuales la productividad aumentó a un ritmo de 0.7 por ciento en México, mientras que en la OCDE era de 1.6 por ciento.

 

En el periodo del 2000-2014 la productividad total de los factores se redujo en 1.4 por ciento anual en promedio, mientras que se incrementó en casi todos los demás países de la OCDE.

 

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reportó números negativos en la productividad total de los factores de la producción en 2013, 2014 y 2015. Para el primero reportó una caída de 0.65 por ciento. En el año siguiente de 0.18 y para el último año citado de 0.01 por ciento.

 

La OCDE indicó que algunas de las cuestiones que explican la baja productividad son el bajo nivel de competencias de la población laboral, mayores niveles educativos, habilidades tecnológicas reducidas, entre otros aspectos.

 

A esto hay que agregar el ambiente hostil laboral, ya que documentos del Instituto Panamericano de Alta Dirección Ejecutiva (IPADE) enfatizan que “una dirección que explota al trabajador perdiendo de vista su condición de persona pone en crisis la estabilidad de la empresa: resulta increíble que muchos empresarios todavía puedan seguir pensando que un clima de intimidación, inhospitalidad y ausencia de reconocimientos pueda generar frutos positivos”.

 

A esto hay que agregar la falta de una estrategia continua en las empresas. Un ejemplo es el café Starbucks, en el que sus cajeros que hablan inglés no reciben una compensación adicional por su competencia adicional. Lo mismo sucede en los 7 Eleven que atienden a los clientes en inglés sin un pago adicional por esta competencia.

 

La encrucijada de la productividad tiene respuestas, las que muchas veces no se reflejan en las estadísticas macro de la economía, pero que se reflejan en las empresas y sus niveles de facturación, sin que llegue a los bolsillos de los empleados.

Dejar un comentario