Nuevo gobierno federal tendrá finanzas públicas con presión

Categorías: MX Economía, Principales | 0

dineroPara que el gobierno federal continúe con la diminución de la deuda gubernamental debe apoyarse en la generación de ingresos propios con otra reforma fiscal y no depender de los ingresos remanentes del Banco de México (Banxico), afirmó el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

 

El director general del CIEP, Héctor Villarreal Páez, en la conferencia de prensa que dio a conocer las Implicaciones del Paquete Económico 2018, aseveró que la reforma hacendaria de la administración Peña Nieto llegó a su límite

 

Agregó que los ingresos del sector energético presentan una caída del 39.5 por ciento con respecto a 2013, aunque se estima una mayor producción de petróleo para 2018, los ingresos petroleros se mantendrán en 3.9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

 

Además, la recaudación tributaria pasó de 9.7 del PIB en 2014 a estabilizarse en 13 por ciento en 2018, y se prevé que el comportamiento positivo se mantenga sin variaciones hasta el 2023, lo que registra una maduración de la reforma hacendaria.

 

Villarreal Páez afirmó que por primera vez desde el 2007, la deuda del sector público federal (SHRFSPF) disminuyó de 50.1 a 48 por ciento del PIB. Además de los esfuerzos realizados por el gobierno para reducir el gasto, se tuvo un remanente provisto por el Banco de México; el reto es mantener una tendencia a la baja en la deuda pública federal, sin el apoyo de los excedentes de Banxico.

 

Aunque se observa que el presupuesto estimado para el 2018 es mayor que el año anterior (5.2 billones vs 4.8 billones), este incremento no alcanza a compensar el cambio demográfico, ya que un porcentaje mayor del gasto ya está comprometido.

 

Otro factor de la reducción del espacio fiscal es el gasto en pensiones, que continúa creciendo y registra un aumento de 37.3 por ciento del 2013 a 2018.

 

La investigación del CIEP, arroja que existe un espacio fiscal reducido que dará un margen menor para la ejecución de políticas públicas, por lo que el reto para el próximo gobierno será trabajar en un sistema fiscal sostenible y pensado en el mediano y largo plazo.

Dejar un comentario